Organiza los libros en el cuarto de los niños

No Comments 209 Views0


Enlaces patrocinados

Hoy te enseñaremos algunas estanterías y repisas más prácticas y decorativas para ordenar los cuentos y los libros en el cuarto de los niños.

De pared o exentas, con formas originales y muy prácticas. Tú eliges.

Quienes somos padres queremos que nuestros hijos amen los libros y les guste leer. Y todos haríamos lo imposible para inculcar en ellos la pasión por la lectura. Hay diferentes formas de hacerlo, o al menos de intentarlo. Hoy veremos algunas ideas para organizar los libros en el cuarto de los niños. Porque ponerlos a su alcance y crear rincones de lectura es importante. Así crecerán acompañados y rodeados de libros.

libros en el cuarto de los niños

Seguro que has invertido varias horas (y dinero…) en decorar la habitación de tus hijos. A medida que crecen, amueblar su cuarto, cuidar de que sea un espacio seguro para los niños y dejarlo realmente bonito es una de las preocupaciones e intereses de los padres.

En lo que respecta a la decoración de la habitación de tus hijos, existen aspectos relacionados con la lectura que debemos tener en cuenta. La primera es cómo organizar los libros infantiles, sobre todo cuando el número de ejemplares comienza a ser considerable. Y la segunda, relacionada con la primera, se centra en cómo mantener el orden.

Estanterías para libros en el cuarto de los niños

Una de las formas más sencillas y habituales de acomodar los libros es utilizar una estantería con repisas, igual que lo hacen en la mayoría de las bibliotecas. Con este sistema se pueden almacenar numerosos títulos en un espacio reducido.

Sin embargo, no ocurre lo mismo cuando se trata de organizar los libros en el cuarto de los niños. ¿Por qué? Porque colocar los libros de canto, aunque pongamos el lomo hacia fuera, no les permite identificarlos de una forma sencilla y rápida. Y eso los aleja de la lectura, o al menos, les quita el deseo de querer cogerlo y verlo, ya que no ven la portada; sobre todo si hablamos de los más pequeños.

Hay varias formas de solucionar el problema, y la mayoría pasan por organizar los libros en el cuarto de los niños de una forma más fácil, pensando en los peques, en sus capacidades y en su autonomía. Aquí van algunas ideas.

Los libros, mejor de frente

Las reglas de oro para la optimización máxima del espacio no contemplarían nunca esta opción. Sin embargo, es una de las maneras más prácticas y efectivas de atraer la atención de los niños.
La idea es colocar estantes estrechos a lo largo de la pared, para colocar los libros de frente (y no de canto), con la portada a la vista.

Está claro que podremos colocar muchos menos libros que de la otra manera, pero los niños ven la portada y pueden identificar cada cuento al instante.

 

Puede que tengas que elegir la calidad sobre la cantidad en lo que respecta a crear zonas de librería en las habitaciones de los más pequeños. Una idea es ir cambiando los títulos a medida que los niños los van leyendo. De esta manera, podemos adaptar los cuentos a la edad de nuestros hijos. Eso, si los niños te dejan, porque muchas veces se enamoran de un cuento y quieren que se lo leas una y otra vez. ¡Y vuelta a empezar!

De líneas rectas y diseño cúbico

Ya que el diseño de este tipo de estanterías es sencillo, son bastante recomendables para los cuartos de los niños, ya que se adaptan a cualquier tipo de decoraciones y resultan prácticas. Puedes colocar los libros de diferentes formas: acostados mientras tus hijos sean pequeños, y parados de canto al modo tradicional cuando vayan creciendo.
Encontrarás estanterías modulares de líneas rectas y formas cúbicas en diferentes tamaños y materiales.

Con formas originales

Si lo que tuyo es decorar por encima de todo, seguro que te gustaría encontrar una estantería original y diferente para mantener en orden los libros en el cuarto de los niños, ¿verdad? Pues aquí tienes una idea que te va a gustar.
Una estantería con forma de jirafa que pone un toque diferente a su habitación. Cierto que el almacenaje se ve en parte comprometido, pero ¿no te parece que queda preciosa en cualquier rincón?

O también puedes fijar a la pared un contenedor de madera que haga las veces de organizador de libros. El detalle de los carteles de pizarrón es divertido y les ayudará a localizar los títulos.
Como ves, hay muchas formas de acercar los libros a los más pequeños. De dejarlos a su alcance en su cuarto y de enseñarles a cuidarlos y a mantenerlos ordenados. ¿A ti qué idea te parece la mejor?

Enlaces patrocinados

   

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: